PYME
PYME
Transformación Digital

Bienvenidos a la era de la pyme

La revolución digital dejará muchos ganadores, pero las pymes serán unas de las grandes beneficiadas.

pymes transformación digital negocio

La revolución digital ha llegado como un tsunami. Quien no cuente con las herramientas adecuadas y no saque provecho a sus activos, se hundirá. Y lejos de ser las más vulnerables, las pymes son las empresas que saldrán reforzadas de esta revolución.

A diferencia de lo que ocurría hasta ahora, las pequeñas y medianas empresas podrán utilizar herramientas a las que hasta ahora sólo tenían acceso las empresas más grandes. Y no sólo eso, sino que además conseguirán una ventaja competitiva sólo por su razón de ser: una estructura más pequeña y por tanto más ágil y la posibilidad de subirse a la nube, implementar tecnologías punteras e internacionalizarse sin que ello suponga una gran inversión.

La puesta en marcha: externalizar

Contar con un socio de confianza a quien confiar la digitalización de un negocio es fundamental. Las compañías ofrecen actualmente servicios integrales capaces de convertir una empresa tradicional en una digital de extremo a extremo: desde la implementación de la tecnología hasta los cursos de formación. Los servicios de soporte garantizan además la continuidad del servicio en caso de que se registre algún problema y una protección continua de los activos digitales.

La formación ya no es un dolor de cabeza

El éxito de una estrategia de digitalización descansa en el capital humano. De poco sirve contar con la tecnología más puntera si los empleados de una empresa no saben sacarle el máximo provecho.

HPE ofrece servicios educativos para resolver todo tipo de problemáticas: desde la búsqueda de la solución concreta que necesita la empresa para maximizar su potencial hasta el asesoramiento sobre qué caminos estratégicos seguir para aumentar la competitividad.

Además de esto, las soluciones ofertadas son cada vez más intuitivas y sencillas para facilitar al máximo su uso y para permitir a los responsables de negocio centrarse en negocio y no en tecnología.

La internacionalización

Lo que antes podía resultar inimaginable está hoy al alcance de todos. Las pequeñas y medianas empresas cuentan con múltiples canales para internacionalizar su negocio. Una estrategia de social media sólida ayudará a las pymes a llegar a clientes de todo el mundo, a promocionar contenido valioso y a medir la temperatura del target al que se dirigen a golpe de clic.

Para que las pequeñas empresas puedan ser operativas en otros países (y más allá de la mera estrategia social) es necesario contar con un socio global, capaz de dar soporte a los servicios en cualquier parte del mundo y que cuente además con una infraestructura robusta.

Los costes, reducidos gracias al pago por uso

La fórmula de pago por uso está revolucionando todos los sectores económicos que apuestan por la digitalización. Ahora es posible contratar servicios de alojamiento, herramientas de ERP, CRM o computación y pagar sólo por el uso que se haga de ellos, ni más ni menos.