Cuestiones clave sobre el almacenamiento en la nube

Los responsables de los departamentos TI se enfrentan a una serie de desafíos e inquietudes a la hora de migrar al cloud.

CLOUD

Los beneficios de procesos como la virtualización, trabajo en entornos cloud o hiperconvergencia se han hecho patentes ya en muchas empresas y sectores, pero pese a que es una tendencia ya más que implantanda, incluso obligada, la transformación digital supone todo un desafío para los equipos encargados de la gestión informática y tecnológica de las empresas. 

En concreto, el llevar a la nube las aplicaciones tradicionales puede dar más de un dolor de cabeza a los encargados de la TI, pese a las ventajas que esto les supone en lo que se refiere a eficiencia, flexibilidad y rentabilidad económica. Por eso es conveniente conocer de antemano los problemas a los que se pueden enfrentar durante el proceso. 

Entre estas dificultades que pueden surgir en la operación está el funcionamiento a bajo rendimiento de las aplicaciones tradicionales al pasarlo a la nube. Este tipo de herramientas están diseñadas para hardware, por lo que al pasarlas a entorno cloud, obligar a plantearse una nueva arquitectura de aplicaciones si no se quiere tener un peor desempeño. En muchos casos, al enfrentarse a este problema, las empresas deciden posponer la operación. 

También sucede que la movilidad de datos y herramientas a la nube se convierte en un proceso lento, sobre todo si se realiza de forma manual; y que al tener que enviarlos de la empresa al proveedor cloud, o desde esta de vuelta a la compañía, se aumente el esfuerzo y se duplique el esfuerzo. 

El uso de aplicaciones tradicionales y el trabajo con distintos proveedores de tecnología en la nube puede parecer una gran complicación a ojos de las empresas que están experimentando este proceso, pero las compañías cuentan con distintas alternativas para enfrentarse a estas dificultades, como las soluciones multicloud. Este tipo de herramientas empresariales se perfilan como grandes aliadas de las compañías que quieren mantener varios proveedores cloud sin necesidad de mover la información, y facilitando además la conexión con el centro de datos, mediante propuestas de fácil uso. Por ejemplo, la recientemente presentada OneSphere gestiona todas las cargas de trabajo a través de un único panel, con lo que se facilita todo el proceso. 

Aunque la migración a cloud no esté exenta de incidentes y preocupaciones, contar con la tecnología adecuada puede ser un factor clave para que estos no pasen de pequeñas complicaciones



Otros contenidos