Cloud Computing
Nube
HPE

Mitos de las soluciones en la nube

La adopción progresiva de la tecnología cloud no evita que todavía haya cierta confusión y malentendidos sobre el tema.

cloud

El uso de la nube por las empresas se está popularizando: según datos de la Comisión Europea, el 21% de las compañías de la región usaban este tipo de tecnología, un 2% más que en 2014. Distinguiendo por el tamaño de las empresas, se observa una mayor adopción entre las de mayor tamaño, entre las que en 2016 había un 45% que ya habían dado el paso al cloud, frente a un 20% de las pymes. 

Es un hecho que el modelo de trabajo basado en este tipo de tecnología, que les evita a las empresas costes y trabajo de tener que desplegar una infraestructura propia y mantenerla, está en fase expansiva, pero eso no quita que todavía haya una serie de concepciones erróneas sobre la nube. El manual Multicloud for dummies recoge varios de los mitos y malentendidos sobre el tema. 

- En la nube hay mayor riesgo de pérdida de datos y, en consecuencia, las soluciones multicloud tienen un peligro aún mayor. Hoy en día hay herramientas, como los servicios de backup o copia de seguridad, con los que proteger la información de una eventual catástrofe. Solo hay que echar un vistazo al portfolio de compañías como HPE para comprobar que la seguridad es una de las características básicas de la prestación del servicio.

- En realidad, todo el cloud es inseguro. Esto es una falsa concepción derivada del hecho de que parte del trabajo con tecnología en la nube pasa por el hecho de que no se tiene el control de las herramientas o datos de la misma manera que en una infraestructura tradicional, lo que puede abrirlos a determinadas brechas de seguridad. Pero el trabajo colaborativo, con grandes empresas, implica que también hay mayores esfuerzos para controlar estos riesgos y fallos, y se cuenta con más medios y recursos para paliar posibles errores o amenazas. Además, la incorporación de herramientas como analítica o encriptación de datos es habitualmente más sencilla a través de soluciones cloud o multicloud, lo que contribuye a mejorar la seguridad del sistema. 

- Se necesita de distintas herramientas para aprovechar los beneficios de analítica y automatización. Aunque algunas soluciones en la nube sí que plantean modelos en los que hay que contar con este tipo de servicios a mayores, otras ya las integran, de tal modo que se mejore la oferta en términos de agilidad y coste y que se facilite su uso a compañías que, de otro modo, tendrían difícil poder acceder a ellas. 

- La oferta es incompleta: no incluye soporte, o se elevan los costes repentinamente. Dependerá del modelo y solución que se elija, pero la tendencia es a un modelo de pago escalonado que permite a la empresa adaptar y conocer lo que gasta o va a gastar. Empresas como HPE incluyen, además, equipos específicos de soporte, que ayudan al despliegue y acompañan al cliente en la aplicación del servicio. 

- La elección de un proveedor limita el empleo de otras opciones. La soluciones multicloud están diseñadas para mejorar la agilidad del cliente, por lo que lejos de evitar que el consumidor diversifique sus proveedores, se favorece la flexibilidad.

Otros contenidos