Las claves de la seguridad online en el sector hotelero

Ante las amenazas digitales y los cambios en la regulación, las empresas dedicadas al alojamiento deben cuidar la protección de su negocio.

hotel

Uno de los primeros sectores a los que afectaba la revolución de internet era el de los viajes, tanto por la vía de las aerolíneas como por el de los servicios de hospedaje. La popularización de las plataformas de reserva online, de la mano de los servicios propios de hoteles, albergues y otros espacios, ha supuesto un cambio en el modelo de negocio con implicaciones más allá de la propia gestión de las necesidades de los clientes. 

Esta evolución tiene un factor de riesgo importante en el tema de almacenamiento de datos y seguridad de las infraestructuras necesarias para las operaciones digitales; más cuando se trata con datos tan sensibles como contraseñas, documentos de identidad y de información bancaria. 

Para protegerse de estas amenazas HPE Aruba reconoce cinco aspectos clave que deben cuidarse, que abarcan tanto a plantilla como a sistemas TI; desde el nivel más básico de trabajadores a los altos cargos. Este, precisamente, es uno de los puntos que se recomienda cuidar. La formación de los empleados es esencial, dado que se encargan de manipular los datos de los consumidores. Por eso deben conocer perfectamente las debilidades y fortalezas del sistema, ya que su papel es básico como primer contacto y primera barrera de entrada -tanto para los clientes como para los potenciales atacantes. 

También entre los altos cargos debe realizarse ajustes. En concreto, se apuesta por un fortalecimiento del CISO, el máximo responsable de seguridad de la información, que ayude a la implantación y la supervisión de una buena estructura de protección.

Todo esto exige que la compañía esté dispuesta a realizar un desembolso en, precisamente, estos nuevos niveles de seguridad. Esta es una inversión ya no necesaria, sino inevitable, y que a la larga compensa con creces el gasto, tanto económico como a nivel de reputación, de verse expuestos.

Esto no implica, obligatoriamente, gastarse gran cantidad de dinero. Dentro de la oferta que hay en el mercado de soluciones para proteger los sistemas y los datos, hay herramientas que apuestan por una cobertura completa pero, además, son eficientes

Como síntesis de todo esto y, además, último punto, estaría la necesidad de mantenerse actualizado y de mantener informado a todo el equipo. De esta forma, mediante procedimientos informativos implantados, se facilita que los trabajadores sepan cómo responder a una incidencia y se mantengan al día en un escenario cambiante, que se verá profundamente afectado con la implantación del RGPD en mayo de 2018. El fin último debe ser siempre mantener el control y la protección de la ingente cantidad de información que manejan desde la industria hotelera, para que tanto el negocio como el cliente puedan operar con total tranquilidad.