Bases de Datos
Flash
Seguridad
Centro de datos
Almacenamiento
HPE
Protección de datos

La IA al servicio del almacenamiento en HPE Nimble Storage

La plataforma HPE Nimble Storage propone una solución que protege el dato de principio a fin y emplea la IA como refuerzo predictivo.

javier gil
Play

En el tercer trimestre del año, el mercado mundial del almacenamiento llegó a los 11.800 millones de dólares: un 14% de crecimiento interanual. La empresa más destacada del sector es HPE, con un 20,2% de cuota de mercado, lo que se traduce en unos ingresos trimestrales de 2.377 millones de dólares. Parte de esta cifra se debe a las soluciones de Nimble Storage, empresa con enfoque SMB y una cartera de 13.000 clientes que HPE compraba en 2017 e integraba en su portfolio de soluciones como la plataforma HPE Nimble Storage. 

Su responsable comercial en España, Javier Gil, opina que para 2018 no habrá grandes cambios en el mercado. Sí que se confirmarán ciertas tendencias, como la del almacenamiento flash, que permiten un acceso rápido al dato y que llegará a convertirse, dice, en “el almacenamiento de dato primario”. Esto convive con otras tendencias, como la hibridación del mundo TI o la consolidación del conocimiento del dato por los propios servicios TI de la empresa y el aprovechamiento de la nube. 

La oferta de Nimble Storage integra varios de estos aspectos, como las soluciones flash y la cobertura integral del dato, lo que Gil considera una “aproximación rompedora en el mercado: no solo se preocupa del dato guardado en almacenamiento sino de todo el camino que recorre el dato”. Esto supone la garantía casi al 100% del dato. 

Además, se suma Infosight en la gestión. “Cuando gestionamos plataforma de almacenamiento, gestionamos todo el camino y garantizamos que todo ese camino se va a supervisar”. Aquí entra en juego otro de los grandes aportes de Nimble: su plataforma de inteligencia artificial. “Nimble proporciona más de 2.000 puntos de información cada 5 minutos por plataforma. Todo esto se sube a la nube, se analiza de forma coordinada con las 13.000 plataformas que hay funcionando a día de hoy. Decimos que analizamos tantas estrellas como tiene la Vía Láctea cada cuatro horas: 100 billones de datos cada cuatro horas. Con toda esta información se puede predecir cómo va a actuar la plataforma y se pueden resolver los problemas antes de que aparezcan”, destaca.

Este enfoque predictivo supone un gran avance, en especial para las empresas de menor tamaño, ya que les evita los procesos de gestión de la plataforma y les permite centrarse en el dato. Gran parte de las incidencias se solucionan antes de que el usuario las perciba, y esto agiliza también la resolución de otro tipo de problemas que sí que les llegan. 

Gil apunta a un futuro en el que, gracias a la aportación de Nimble, el dato se pueda mover de forma simple y securizada entre todas las plataformas.