Digitalización e investigación científica: HudsonAlpha

Los beneficios de los avances en tecnología para su aplicación en el campo de la salud pasan por un uso efectivo de las infraestructuras informáticas.

ciencia

El avance en la ciencia ha ido, en los últimos años, de la mano del avance en la tecnología. Ya no solo en la existencia de mejores instrumentos y más precisos con los que recabar datos. La mejora de los equipos y sistemas en los que almacenar y procesar la información y la popularización en su acceso, aún en los niveles más profesionales de su uso, han sido una de las claves tras la que se identifican logros tan diversos como la investigación espacial o en biología molecular y bioquímica. 

Estos dos últimos campos son los resultantes del avance en la comprensión de la estructura física del ser humano y sus implicaciones a la hora de investigar y tratar enfermedades, esto es, el estudio genético y genómico. La identificación primero de los genes, después del ADN y, avanzando el siglo XX, la secuenciación del genoma humano, han sido pasos decisivos en la carrera para conseguir ya no solo identificar con mayor certeza las distintas patologías, sino sobre todo apuntar a tratamientos más efectivos, que vayan en función del paciente. 

En estos trabajos, el avance tecnológico ha permitido que se procesen mayores volúmenes de trabajo y de información a cada vez mayor velocidad y menor coste económico. Al popularizar el acceso se reducen también otros costes asociados, con el objetivo final ya no solo de que se consiga investigar más y mejor, sino que los resultados de esta investigación estén al alcance de cualquier paciente. 

La importancia de la transformación digital para la investigación científica en este terreno se pone de relieve con el caso de HudsonAlpha, una institución sin ánimo de lucro especializada en la investigación en genómica y biotecnología, que trabajan para mejorar el conocimiento y tratamiento de enfermedades tan distintas como ELA, cáncer de riñón, esquizofrenia o Parkinson. 

En este tipo de organizaciones es necesario contar con una infraestructura TI que permita trabajar con grandes cantidades de datos, generalmente con una propuesta híbrida, que permitan correr las cargas de trabajo indistintamente en entornos privados o públicos. En el caso de HudsonAlpha, que maneja alrededor de 6 petabytes de datos al año, está empleando la tecnología de HPE OneSphere, una de las protagonistas de la edición del Discover 2017 en Madrid. 

Esta solución facilita el trabajo en múltiples cloud, unificando las aplicaciones bajo un único punto de acceso. Para HudsonAlpha, la renovación de su infraestructura TI ha pasado por varias fases. Primero han tenido que desplegar una nube privada on-premise, implementando una infraestructura hiperconvergente no solo por su rentabilidad sino porque permite eliminar sus problemas de cuello de botella en la producción. En su esquema se han marcado una infraestructura componible, ágil y fácil de usar. Esto ha permitido reducir los tiempos de trabajo, aumentar la capacidad de almacenamiento y reducir costes.

Más allá de los centros de datos, la parte de la nube pública de HudsonAlpha también se ha beneficiado de la transformación digital, algo determinante a la hora de recibir apoyo y financiación gubernamental y trabajar con la red de la administración central.

A la hora de enfocar la investigación científica desde el punto de vista de la infraestructura TI, el caso de HudsonAlpha demuestra la importancia de una propuesta híbrida completa, flexible y cómoda, que permita trabajar tanto con la nube pública como con aplicaciones en privada y soluciones on-premise. 

Otros contenidos