Soluciones hiperconvergentes: simplificación, eficiencia y rendimiento

VÍDEO. La hiperconvergencia se consolida como la nueva gran revolución en el mercado de las soluciones de gestión TI integradas.

alfonso ramírez
Play

La hiperconvergencia ha llegado para quedarse. Según la consultora Gartner, para 2019 este tipo de soluciones supondrán el 24% de la cuota del mercado de sistemas integrados, generando un volumen de negocio de 5.000 millones de dólares. 

Para Alfonso Ramírez, responsable HPE SimpliVity, la hiperconvergencia se está consolidando como una de las tendencias con más fuerza en el sector debido, principalmente, a una de sus características: la simplificación. “Hasta ahora se necesitaba una infraestructura con muchos elementos”, explica. “Gestionarlos es costoso y complejo”. Ante esto, la hiperconvergencia “simplifica todos estos entornos, hace más fácil correr aplicaciones en infraestructura privada”. 

HP SimpliVity, resultado de la adquisición de la startup SimpliVity por HPE a principios de año, presenta una oferta concreta basada en tres ejes: la simplificación, el rendimiento y la eficiencia. Sobre la primera característica, Ramírez destaca cómo con SimpliVity se reducen más componentes que con otras tecnologías, que se limitan a servidores y almacenamiento. Al eliminar operaciones de entrada y salida, además, “el rendimiento es mucho mejor”. La eficiencia se basa en realizar el mismo trabajo “con menos elementos y menos hardware”.

Para el responsable de HPE SimpliVity, la hiperconvergencia se engloba en la estrategia a larga escala de HPE de “hacer las infraestructuras híbridas mucho más simples”. Ramírez apunta a un futuro en el que se evolucione hacia un futuro en el que las nubes híbridas sean mucho más sencillas, pudiendo decidir si la aplicación se pone en la nube privada o pública en cada momento.